Dijo Elohim: Hagamos al Ser Humano a Nuestra Imagen, como a Nuestra Apariencia y que dominen — ellos — los peces del mar y las aves de los cielos y los animales y toda la tierra y todos los reptiles que reptan sobre la tierra. Creó Elohim al Ser Humano a Su Imagen, a la Imagen de Elohim le creó: macho y hembra Él los creó.

Bereshit Cap. 1 v. 26-27

 

En la entrega de esta semana vamos a enfocar nuestra atención un poco en los versos citados anteriormente, no pretendemos que la siguiente opinión sea tomada como la única verdad, ya que esto figura solo como una de tantas explicaciones que se le han atribuido a los textos Toraicos.

En muchos contextos quieren visualizar la Torá dentro de un marco científico o histórico y aunque de ella se puede extraer información que puede ser discutida en esos campos, no es el objetivo de la misma.

Por dar un ejemplo, la Torá afirma que las luminarias celestes fueron formadas en el cuarto día, y muchos “pensadores” creen haber descubierto el hilo negro cuando cuestionan que “entonces sino había sol y luna , como habían transcurrido 4 días “  y efectivamente tienen razón, pero esto no debería de ser un argumento para desacreditar la seriedad de la Torá, sino por el contrario, para reafirmar que la Torá no es un texto con objetivo científico que trate de explicar el proceso de la formación del Universo, sino una explicación y un objetivo con la humanidad; y para ser más precisos con Israel.

Si pudiéramos muy superficialmente describir el objetivo en orden, sería:

La creación tiene un origen y un único rector –> la humanidad tiene un objetivo –> de esta humanidad surge un ser que trazo un camino de conexión (Abraham) – > de este ser humano surge un pueblo (Israel) – > Este pueblo tiene el objetivo de rectificar al mundo – > este pueblo necesita una guía espiritual que los eleve a su objetivo (el Melej HaMashiaj)

Entonces, tomando esto en cuenta el texto Toraico deberá ser leído con la consciencia que el objetivo es llegar al perfeccionamiento humano, a través de los valores éticos y morales que describe el Texto. Si nosotros no perdemos de vista este objetivo, sabremos que la interpretación de los mismos deberá ir enfocada a ello y no a una explicación “científica e histórica estrictamente hablando”.

Otro de los detalles a la hora de interpretar es atribuir que Hashem hablaba con los Ángeles a la hora de crear al ser humano y por ello utiliza el término “hagamos”. Pero pensemos esto un momento, ¿quién está escribiendo la Torá? Como bien sabemos Moshe es el escritor de dicho texto, desde el momento en el que Moshe está escribiendo hasta la Creación de el “primer Adam” han transcurrido ya unos dos milenios aprox. (poco más- poco menos).

Moshe incluso fue considerado un hombre que reflejaba la imagen de Elohim, pues recordemos el texto:

“Dijo Adonai a Mosheh: Mira, te he designado como Elohim para Parhoh; y Aharon, tu hermano, será tu profeta.”

Shemot cap. 7 v.1

 

Moshe quien libero al pueblo por mandato de Hashem y a pesar que fuimos un pueblo idolatra, de dura cerviz, el intercedió como aquel padre que cubre a su hijo. Nos explicó cómo alcanzar el objetivo de ser luz y escribió junto con Hashem ese manual de vida.

Preguntemos de nuevo, ¿con quien hablaba Hashem cuando dijo “hagamos al hombre”?

Con aquel ser humano que le presento a YHVH a un pueblo esclavo, lo encamino a un objetivo, lloro por nosotros y represento a Hashem ante nuestros enemigos.

“ Moshe… Moshe. Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza…”

Hagamos a un hombre que camine con justicia, formemos a un pueblo que sea luz y ejemplo al mundo.

 

Biniamin B. Malaj

Thishei 5779

Share Button
Biniamin B. Malaj | בנימין בן מלאך
Biniamin B. Malaj | בנימין בן מלאך

Latest posts by Biniamin B. Malaj | בנימין בן מלאך (see all)