Beezrat HaEl

¿Qué significa 'Vino Nuevo'?

Por Avdiel ben Oved

 

Toldot Iehoshua Peraqim 38, 39 (Mateo 9.13-17)

Tejilat Bsorat Iehoshua ('Marcos' 2.13-22)

Iehoshua Maasav v'torato ('Lucas' 5.33-39)

 

Nota: Se ha seleccionado para la lectura A) el libro Toldot Iehoshua (Mateo), y para la lectura B) y para la lectura C) el libro Iehoshua Maasav v'torato ('Lucas'), para lograr una mayor descripción de la enseñanza. De cualquier modo se sugiere que se lean las tres citas anteriores.

 

 

A) ”Y sucedió que cuando Iehoshúa cruzó de allí, vio un varón de nombre Matitiáh, sentado en la meza de intercambio, y le dijo: Sígueme. Y se levantó y le siguió. Y lo llevó a su casa para comer. Y sucedió que mientras comían he aquí muchos rebeldes y reshaim (malvados) estaban en la meza, y comían con Iehoshúa y sus talmidím. Y los Prushím lo vieron y le dijeron a sus talmidím: ¿Por que el Rav de ustedes se sienta y come con los paritzim y los reshaim? Y escuchó Iehoshúa y dijo: Los sanos no necesitan sanidad, sino los enfermos. Vayan y aprendan lo que está escrito: Jésed (Misericordia) deseo y no zavaj (matanza para sacrificio); no he venido para hacer volver en t’shuváh a los tzadiqím, sino a los reshaim. (Toldot Iehoshua (Mt.9.9-13) Pereq 38)

 

B) Entonces se le acercaron los talmidím de Iojanán y le dijeron: ¿Por que nosotros y los Prushím ayunamos muchas veces y tus talmidím no ayunan? Y les respondió Iehoshúa y dijo: No pueden los compañeros del novio llorar y ayunar mientras que él esta con ellos. Vendrán los días y el novio será tomado de ellos y ayunarán (Toldot Iehoshua (Mt.9.14-15) Pereq 39)

C) ”Y les decía también un mashal (refrán): Nadie, luego de cortar un parche de un vestido nuevo, lo cose sobre un vestido viejo. De lo contrario, no sólo rasgará lo nuevo, sino que el parche del nuevo no armonizará con lo viejo. Nadie echa vino nuevo en recipientes viejos. De lo contrario el vino nuevo reventará los recipientes y se derramará, y los recipientes se echarán a perder; sino que un vino nuevo tiene que ser echado en recipientes nuevos. Nadie después de beber viejo desea nuevo, porque dice: El viejo es bueno” (Iehoshua Maasav v'torato (Lucas 5.36-39).   

 

 

 

 

COMENTARIO: Comprendamos paso por paso la enseñanza de Iehoshua:

A) Los Prushim le preguntan a los Talmidim de Rabenu Iehoshua el por qué él come con Paritzim y Reshaim. Iehoshua les dice que su objetivo es restaurar a los más necesitados, además les dice que aprendan lo que está escrito: “Jésed deseo y no sacrificio” (Hoshea 6.6), pues Jésed es la capacidad de ver a tu prójimo hebreo y hacer algún beneficio por él. Por eso dijo: “no he venido para hacer volver en t’shuváh a los tzadiqím, sino a los reshaim”, por esta razón se nos informa: “y comían con Iehoshúa y sus talmidím”.

B) Los Talmidim de Iojanan preguntan a Rabenu Iehoshua el por qué sus Talmidim no hacen Taanit (los ayunos frecuentemente establecidos por los maestros) mientras que los Prushim y ellos [los de Iojanan] si. Iehoshua les deja saber que el ayuno es un medio de buscar un acercamiento al Creador, pero que ahora sus Talmidim no necesitan ayunar porque tienen un medio mejor que el ayuno, cuando el Mashiaj les sea tomado, entonces ayunarán. Iehoshua en ningún momento dice que el Ayuno no es necesario, pues de hecho dijo: “Vendrán los días y el novio será tomado de ellos y ayunarán”. Ahora hay un caso de mayor peso que el Ayuno, este es ‘JESED’. Como está escrito: “Olam jesed ibane” (el mundo está construido por Jésed Sal.89.3). Es en este mismo contexto que cuando Iehoshua enseñó las mitzvot haguedolot shebaTorah (mandamientos mas grandes de la Torah) un Jajam le dijo: Rabi muy bien has hablado... Amar al Eterno... y al prójimo como a uno mismo es más que todos los holocausos y sacrificios” (Tejilat Bsorat Iehoshua ('Marcos' 12.30-33).

C) Rabenu Iehoshua les dice un refrán a los Talmidim de Iojanan y a los Prushim, para que entiendan el por qué él y sus Talmidim están con Reshaim y no están ayunando. Pero para comprender este refrán en su contexto, primeramente leamos tres dichos de Maestros del II siglo guardados en el Pirqe Avot 4.20:

 

Elisha Ben Avuiah decía: El que aprende como un niño, ¿con qué se le puede comparar? Con la tinta escrita sobre papel de vitela nuevo; y el que aprende como un anciano, ¿con qué se le puede comparar? Con la tinta escrita sobre papel de vitela manchado.

 

Rabi Iosef Ben Iehudah de Kfar Bavli decía: El que aprende de jovenes, ¿con qué se le puede comparar? Al que come uvas verdes o bebe vino de lagar. Y el que aprende de ancianos, ¿con qué se le puede comparar? Al que come uvas exquisitas o bebe vino añejo.

 

Rabi [Meir] decía: No te fijes en la vasija, sino en el contenido. Hay vasijas nuevas que contienen vino añejo y vasijas viejas que no contienen siquiera vino nuevo.

 

El contexto de los maestros del Pirqe Avot es exactamente el mismo de las palabras de Iehoshua:

Se trata de Maestro, de Estudiante, y de la Enseñanza.

 

Contexto en PIRQE AVOT

Vasijas Nuevas – Personas Jovenes

Vasijas Viejas – Personas Mayores

Vino del Lagar – Enseñanza Nueva

Vino Añejo – Enseñanza Vieja

 

 

Contexto en el Refran de IEHOSHUA

Vestido Nuevo – Estudiante Nuevo (que no estudio en alguna otra Academia).

Vestido Viejo – Estudiante Viejo (que ya estudio en alguna Academia).

Parche de un vestido nuevo – Enseñanza

 

Recipientes Nuevos – Estudiante Nuevo

Recipientes Viejos – Estudiante Viejo

Vino Nuevo – Enseñanza Nueva (T’shuvah, Volverse al Eterno y a Su Torah).

Vino Viejo – Enseñanza Vieja.

 

Entendamos entonces más claramente las palabras de Iehoshua:

Nadie, luego de cortar un pedazo de un Vestido Nuevo, lo cose sobre un vestido viejo. De lo contrario, no sólo rasgará lo nuevo, sino que el parche del nuevo no armonizará con lo viejo.

Nadie echa vino nuevo en recipientes viejos. De lo contrario el vino nuevo reventará los recipientes y se derramará, y los recipientes se echarán a perder; sino que un vino nuevo tiene que ser echado en recipientes nuevos.

Nadie, después de beber viejo desea nuevo, porque dice: El viejo es bueno.   

 

Nadie toma la Enseñanza para un Estudiante Nuevo y trata de enseñársela a un Estudiante Viejo. De lo contrario, no solo no podrá enseñar al Estudiante Nuevo, sino que la Enseñanza que era para el Estudiante Nuevo será desechada por el Estudiante Viejo.

Nadie enseña una Enseñanza Nueva a un Estudiante Viejo. De lo contrario la Enseñanza Nueva será desechada, y el Estudiante Viejo se perderá;  sino que una Nueva Enseñanza debe ser enseñada a Estudiantes Nuevos.

Nadie, después de recibir Enseñanza Vieja desea la Nueva, porque dice: La Enseñanza Vieja es buena.   

 

Es decir, un Estudiante Viejo aunque haya recibido una enseñanza equívoca, cree que no necesita volver al Eterno y a Su Torah, pues el lleva años estudiando; sin embargo la Nueva Enseñanza es mejor recibida por los que no tienen un adoctrinamiento previo de las enseñanzas de la Torah, como es el caso de los Reshaim, que no obedecen la Torah, ni son parte de ningún ‘movimiento’ que se dedique a estudiar la Torah, como los Prushim y los Talmidim de Iojanan. Estos Nuevos Estudiantes mas fácil aprenden a vivir la  Torah adecuadamente que aquellos que ya hallan sido adoctrinados por otros Maestros o Academias.

 

Es aquí cuando podemos comparar claramente las palabras de Rabenu Iehoshúa con las de Elisha Ben Avuiah citadas en Pirqe Avot 4.20: “El que aprende como un niño, ¿con qué se le puede comparar? Con la tinta escrita sobre papel de vitela nuevo; y el que aprende como un anciano, ¿con qué se le puede comparar? Con la tinta escrita sobre papel de vitela manchado”.

 

Tomemos en cuenta las palabras de Rabenu Iehoshúa: “Por esto, todo jajam (sabio de la Torah) se asemeja en el Maljut Shamáim a un hombre, Avi haTaf (padre de niños pequeños), que saca de su tesoro cosas nuevas y también viejas”. (Toldot Iehoshua Pereq 63)

 

¿HABIA ENSEÑADO MAL IOJANAN A SUS TALMIDIM?

Esta pregunta es clave, porque a primera vista se pudiera deducir que ‘la enseñanza que los talmidim de Iojanan habían recibido era ‘mala’. Sin embargo nótese que la pregunta de los Talmidim de Iojanán era con respecto al ‘ayuno’, a lo que Iehoshua dice: “Vendrán los días y el novio será tomado de ellos y ayunarán”, mientras que la pregunta de los Prushim era con respecto al hecho de ‘Comer con Reshaim’, a estos Rabenu Iehoshua les dice: “Los sanos no necesitan sanidad, sino los enfermos. Vayan y aprendan lo que está escrito: Jésed (Misericordia) deseo y no zavaj (matanza para sacrificio); no he venido para hacer volver en t’shuváh a los tzadiqím, sino a los reshaim”.

 

Si estos Prushim hubiesen actuado como Tzadiqim, entonces hubieran tendido una mano a sus prójimos, pero en realidad ellos son parte de los enfermos, solo que debido a su ‘Previa Enseñanza’ es dificil que reconozcan la necesidad de hacer T’shuvah. Como lo expresó Rabenu Iehoshua a Naqdimon: “El que no nazca de nuevo, no puede ver el Maljut Elohim. Le dice Naqdimon: ¿Cómo puede nacer un hombre siendo Viejo...? Respondió Iehoshua y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no conoces esto?” (Edut haTalmid haAhuv ('Juan' 3.3-10). La forma de vivir la Torah que enseña Iehoshua requiere esfuerzo: “En verdad yo les digo a ustedes que si su tzedaqah (justicia)[1][7] no es mas grande que la de los Perushim y los jajamim (sabios), no entraran en el Reino de los cielos” (Toldot Iehoshua Pereq 15 /Mt.5.20). La mayoría de los Prushim despreciaban a los ‘enfermos espirituales’, limitando de esa forma el amor (Jésed) de HaShem hacia los sectores más necesitados del pueblo.

 

QUIENES SON LOS PRIMEROS TALMIDIM DE IEHOSHUA

Los primeros Estudiantes que Rabenu Iehoshua buscó eran Jovenes que conocían Torah como Lazar de Bet Jananyah y Guever, llamados ‘talmidím de Iojanan el Inmersor’ (Edut haTalmid haAhuv 'Juan' 1.35-42), también buscó a Peresh (‘Felipe’) de Bet Tzayada quien halló a Netanel y le dijo: “Hemos hallado a aquel de quien escribió Mosheh en la Torah, también los Profetas” (Edut haTalmid haAhuv 'Juan' 1.45). Este es el tipo de Estudiantes que buscó Iehoshúa, los cuales estuvieron dispuestos a recibir una Enseñanza Nueva y Superior por el Mashiaj, por encima de la enseñanza previa, para que junto a él pudieran llevar la tarea de restaurar las ‘Ovejas Extraviadas de la Casa de Israel’.

 



setstats1



[1][7] Tzedaqáh, esto es lo justo según el Eterno y Su Torah.

1