El Término “JUDIOS”
en los Escritos de los Primeros Discípulos

 

Por Avdiel Ben Oved
www.Natzratim.com

 

CONTENIDO:

-Introducción
-El término ‘Judíos’
-El uso del término ’Judíos’ en la 3ra persona del plural
-La Fiesta de los ‘Judíos’
-Conclusión

 

Introducción

El término ‘Iehudim’, o en griego Ioudaioi, traducido al español como Judíos’, en los Escritos de los Primeros Discípulos de Iehoshua de Natzrat es usualmente percibido por los lectores críticos de tendencia religiosa como un término aplicado a ‘los opositores de Iehoshua’. Particularmente en el libro que comúnmente llaman “el libro de Juan”, donde el término ‘Judíos’ aparece muchas veces, el mismo es percibido como un libro antijudío, inclusive antisemita, por estos lectores con prejuicios religiosos que leen estos documentos de forma anacrónica, bajo un contexto religioso JUDIO VS CRISTIANO que nunca conocieron los autores de estos documentos. Como si el autor era un Cristiano de la época de la inquisición que defendía el Cristianismo ante el Judaísmo, algo totalmente anacrónico.

Los autores de dichos documentos eran Iehudim del siglo I, no cristianos, y obviamente ellos no conocieron los enfrentamientos religiosos posteriores entre Cristianos y Judíos. Ellos no conocieron el uso despectivo del término “Judíos” que usaron los Inquisidores, o Hitler, iemaj shmo, de hecho el propio Iehoshua es llamado en los textos “Judío” e inclusive se documentó que el mismo Iehoshua dijo que la Ieshuá, la Restauración, “viene de los Judíos”; de manera que es imposible que el término “Judíos” en estos documentos sea usado de forma despectiva como nos quieren hacer ver los comentaristas de tendencia religiosa.

Lo que pretendo con este breve escrito es que veamos estos textos desde una perspectiva histórica la cual nos mostrara una realidad totalmente diferente a la perspectiva religiosa, y bajo esta perspectiva histórica podremos percibir el término “Judíos” en su contexto del siglo I.

El término ‘Judíos’

Para comenzar debemos saber que el término ‘Iehudim’ (Judíos) en el siglo I era usado en sentido étnico no religioso, y solamente como equivalente de los ‘Hijos de Israel’ que permanecieron en el Reino de Judá, o también los ‘Residentes de Judea’.

El término “Judíos” tiene un significado en dependencia del contexto en que se use. En tiempos de la formación de las tribus de Israel, los Judíos (Iehudim) eran los descendientes a la Tribu de Judá (Iehudá). Seguido a la muerte del Rey Shlomó (Salomón), el pueblo de Israel se divide en dos reinos, uno de ellos llevo el nombre de la tribu de Iehudá, de manera que para dicha época quien residía en el Reino de Judá (Iehudá) podría ser identificado como Judío aunque este no fuese descendiente de la Tribu de Judá. En los días de Ezra, cuando los Judíos regresaron del Exilio Babilónico, estos residieron en una región de Israel llamada Iehud o Iehuda (Judea), por ende para esta época el término Judío hacia referencia a los residentes en Judea. Aun cuando habían regresado personas de otras tribus, todos ellos eran identificados con el término Judíos. Con el transcurrir del tiempo hubo una distinción entre los Judíos que residían en Iehud (Judea) y los Judíos que residían en Galil (Galilea), aunque ambos eran Judíos, los de Galilea eran llamados Galileos mientras que los de Judea eran llamados Judíos (Iehudim).

En el siglo 1ro, los Iehudim, pueden ser identificados en dos formas:

1) - Los Descendientes del Reino de Judá juntamente con algunos del reino de Israel que regresaron y se unieron al resto del pueblo, ó 2) - Los Residentes de la Región Judea a diferencia de los Judíos Galileos.

Lo mas interesante en resaltar es que el término Judío es usado solo en una connotación étnica no religiosa, o sea refiriéndose a un pueblo, al pueblo de Israel, no a los Judíos en oposición a los Cristianos o Musulmanes, estos conceptos existían en aquella época.

En el caso de los escritos de Shaul donde él usa el término “Judío” en contraste al término “Griego”, tampoco lo usa en un sentido religioso, pues no existía. Para esta época ya la cultura Griega se había hecho popular -por esfuerzos de Alexander el Grande- y por ende las personas que adoptaran la cultura Griega eran definidos por los Judíos como “Griegos”, no porque fueran étnicamente Griegos, sino porque practicaban la vida de la Etnia Griega, del pueblo Griego.

Ahora veamos algunos ejemplos donde claramente el término “Judíos” es sinónimo de “Israelitas”.

En el libro de Esdras (libro escrito por un Judío) dice en el cap. 6. Verso 14: “Y los ancianos de los Judíos tuvieron éxito en la edificación según la profecía del profeta Jagai y de Zekharya”.

Pero dos versos más adelante dice: “Y los hijos de Israel, los sacerdotes, los levitas y los demás desterrados, celebraron con júbilo la dedicación de esta casa del Eterno” (Esdras 6.16)

Vemos claramente que no hay distinción entre los términos, “los Judíos” y “los Hijos de Israel”.

Miremos el texto de Nejemya, otro libro escrito por un judío, en el cap 1.1

“Las palabras de Nejemya, hijo de Jakhalya . Aconteció que en el mes de Kislev, en el año veinte, estando yo en la fortaleza de Susa, vino Hananí, uno de mis hermanos, con algunos hombres de Judá, y les pregunté por los judíos que habían escapado”.

Luego el verso 6 dice: “estén atentos tus oídos y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo… por los hijos de Israel tus siervos, confesando los pecados que los hijos de Israel hemos cometido contra ti”.

De forma similar sucede en el libro erróneamente llamado “Libro de Juan”, donde Iehoshua es llamado “Judío”, y sin embargo en el cap. 1.47 dice que cuando Iehoshua vio a Natanel no le dijo ‘un Judío VERDADERO’, sino que lo llamo: ‘UN ISRAELITA VERDADERO’.

De esta manera hemos confirmado que para dicha época, en documentos que narran historia de la época, no existía distinción entre los términos ‘Iehudim’ e ‘Hijos de Israel’. Ambos términos son usados en sentido étnico, o sea para definir a la gente de pueblo, no a los adherentes de una religión. Obviamente la única diferencia que pudiera existir entre los términos ‘Iehudim’ e ‘Hijos de Israel’ era cuando se hablara de épocas anteriores donde sería anacrónico usar el término ‘Judío’, como por ejemplo referirse a Moshe como “Judío”.

Ahora, veamos unos ejemplos donde el término ‘Iehudim’ se refiere a los residentes de Judea

El Libro del Testimonio del Discípulo Amado, Cap. 7.1 dice que Iehoshua andaba por Galilea, pues no quería andar por Judea porque los judíos procuraban matarle

De manera similar ocurre en II Reyes 16.6 donde dice que Rezin, el rey de Siria se unió con el Rey del Reino de Israel para luchar contra el Reino de Juda, y finalmente, nos dice el texto que Rezín expulsó a los Judíos de Elat, es decir a “los Residentes del Reino de Juda” que Vivian en Elat.

O sea que el término Iehudim además de ser un sinónimo de ‘Israelitas’ en sentido étnico, también se usa para referirse a los descendientes del Reino de Judá, o también para referirse a los residentes de Judea.

El uso del término ‘Judíos’ en la 3ra persona del plural

Cuando lectores de tendencias religiosas leen que en los escritos de los primeros discípulos se usa el término Iehudim en la tercera persona del plural suelen interpretar que esto se debe a que el autor no se identifica con los Iehudim, y por esta razón los menciona en 3ra persona… como por ejemplo “los Judíos dijeron” o “los Judíos enviaron”. Inclusive existe una teoría la cual plantea que estos escritos fueron realizados en una época donde los discípulos de Iehoshua ya habían sido expulsados de las sinagogas y por ende se refieren a los Judíos en 3ra persona, como si el autor no fuera judío.

Voy a citar un texto y luego dire quien es el autor.

Los oficiales no sabían adónde yo había ido ni qué había hecho, ni tampoco se lo había hecho saber todavía a los judíos y sacerdotes

En base a la percepción que cuando el término “los judíos” se usa en la 3ra persona del plural significa que el autor no se identifica como judío, tendríamos también que decir que el autor de este texto tampoco se identifica como judío.

Sin embargo el autor del texto es nada mas y nada menos que de Nejemya, el Gobernador judío de Judea, y la cita es del libro de Nejemya 2.16. La repito: “Los oficiales no sabían adónde yo había ido ni qué había hecho, ni tampoco se lo había hecho saber todavía a los judíos y sacerdotes”.

Seguro estoy que ahora, sabiendo quien es el autor, nadie pensaría que usó el término “Judíos” en forma despectiva, o que él mismo no se identificaba como judío. Sin embargo si yo leyera por ejemplo la cita del libro erróneamente llamado Juan. Cap. 1.19 que dice: “cuando los judíos enviaron sacerdotes y levitas de Jerusalén a preguntarle: ¿Quién eres tú?” Lo mas probable es que el lector piense que los Judíos mencionados aquí eran los enemigos y que el autor no se identifica con ellos.

¿Por que sucede esto en la mente del lector?

Esto sucede debido a 2000 años de prejuicios, de polémicas judío versus cristiano. 2000 años de estar oyendo que “Jesús es el fundador del cristianismo” en oposición al Judaísmo, y obviamente cuando una persona lee estos documentos con toda información en su subconsciente e ignorando la realidad histórica, por supuesto que percibirá a los Judíos como los enemigos del autor. Pero la realidad es que los Judíos en el texto son los mismos Judíos que se mencionan en el texto de Nejemya, o sea el texto se está refiriendo a los Israelitas, a un grupo étnico que para la época se llamaban Judíos.

Pero por qué ambos autores se refiere a ellos en 3ra persona, si ellos mismos son Judios? Es la forma en que se narra en los libros, nada tiene que ver con que si el autor sea judío o no, como vimos claramente, Nejemya, el gobernador Judío se refiere a los Judíos en 3ra persona, y esto no significa que el mismo no sea Judío.

Pero leamos mas.

Miremos lo que dice Nejemya 5.1

“Entonces fue grande el clamor del pueblo y de sus mujeres contra sus hermanos los judíos”.

Lo interesante de esta cita es que el pueblo y las mujeres mencionadas son también Judíos, y todos ellos son descritos en 3ra persona, aun así estoy seguro que a nadie se le ocurriría pensar que Nejemya estaba hablando mal de los Judíos o que el no se consideraba Judío.

Pero si esta oración se encontrara en algunos de los escritos de los Discípulos de Iehoshua, estoy seguro que los lectores ya prejuiciados dirían que el autor no es judío y tacharían el texto de Antijudío.

Nejemya 5.8 sigue usando el término Judíos en 3ra persona: dice así:

“les dije: Nosotros rescatamos a nuestros hermanos judíos que habían sido vendidos a los gentiles”.

Luego el verso 17 dice: “Había a mi mesa 150 Judíos y oficiales, sin contar los que vinieron a nosotros de las naciones que nos rodeaban”.

Pero esto no es todo, en el libro de Jeremias 32.12 dice:

“y entregué la escritura a Barukh, hijo de Neriya… en presencia de todos los Judíos que se encontraban en el patio de la guardia”.

¿A caso Nehemias o Jeremias no eran Judíos porque se refirieron a los Judíos en 3ra persona?

Seguro que nadie se hace esta pregunta, pero cada vez que el término “los Judíos” se usa en los escritos de los primeros discípulos muchos se hacen la pregunta.

¿Por que? Repito, porque existen 2000 años de prejuicios religiosos. En el Tanaj, o lo que la gente comúnmente llama ‘la Biblia Hebrea’, todos los profetas dicen palabras fuertes a Israel, no hay un profeta que no mencione los errores de Israel, pero seguro que ningún lector pensaría que el profeta era antijudío o antisemita. Sin embargo cualquier palabra de Iehoshua de reprensión a su pueblo Israel es tachada de antijudía o antisemita.

Sigamos viendo mas ejemplos:

Ester 8.16 dice: Para los judíos fue día de luz y alegría, de gozo y gloria.

Daniel 3.8 dice: algunos caldeos se presentaron y acusaron a los judíos

Pregunto: ¿Acaso los autores de Ester o Daniel no eran Judíos? Y por que en lugar de decir “para nosotros los judíos fue un día de luz y alegría”, dicen “para los Judíos”, en 3ra persona?

Obviamente porque estamos frente a una narración. Donde el autor se esta refiriendo a los Judíos en un contexto étnico, en un sentido de pueblo, nada tiene esto que ver con que si el autor no era Judío o no.

Jeremias 40.12 dice: Entonces todos los judíos regresaron de todos los lugares adonde habían sido dispersados

Se vuelve a mencionar “los Judíos” en 3ra persona. ¿Que diferencia existe entre estas palabras de Jeremias y lo que dice por ejemplo en el libro comúnmente conocido como Mateo, donde al final dice que la cuestión de la resurrección de Iehoshua es un secreto entre los Judíos hasta el día de hoy. No hay ninguna diferencia.

Por que en este texto los lectores religiosos entienden a “los Judíos” como los opositores a “Iehoshua” y sin embargo no entienden a “los Judíos” en el libro de Jeremias como los “opositores” de Jeremias.

Simplemente Prejuicios religiosos, para estos lectores Iehoshua y sus discípulos no son Judíos….. Mas sin embargo Jeremias, Nejemya, Esdras o Daniel,sin eran Judíos aunque en sus libros se hable de los Judíos en 3ra persona.

La fiesta de los Judíos.

Otra de las frases que son entendidas con una mente prejuiciada es “La Fiesta de los Judíos”, frase usada en el libro comúnmente conocido como Juan. No por la palabra ‘Fiesta’, sino por la frase “de los Judíos”, o sea el lector prejuiciado piensa que dicha frase fue usada para distinguir lo que es “DE Los Judíos” de lo que “DE Los cristianos“, como si el autor estuviese diciendo “esta fiesta es de los Judíos, no es nuestra”, lo cual como obviamente sabemos no solamente es Anacrónico, pues en esa época no existían los cristianos, sino que además es absurdo pues el autor mismo se describe como Judío Observante y lo que hace en el texto no es criticar las Fiestas, sino todo lo contrario, las eleva explicando el significado de las Fiestas según fueron percibidas por el Rabino Iehoshua.

Otra deducción errónea a la que llegan los lectores religiosos es que el autor uso la frase “De los Judíos” porque dedicó su libro a los gentiles, y por ende si el autor es Judío es normal que se refiera a las convocaciones como “De los Judíos”.

Aunque esta deducción es un tanto menos negativa que la anterior, sigue el mismo patrón del prejuicio como las deducciones anteriores. ¿De donde se deduce que el libro comúnmente conocido como Juan, fue escrito para los gentiles?

El libro dice todo lo contrario: Dice en sus últimos renglones (20.31) que el libro fue escrito para que se sepa que Iehoshua es el Mashiaj. Yo pregunto: ¿A quien le interesa saber quien es el Mashiaj sino es a los Judíos y por extensión a los Guerim o Gentiles temerosos del Eterno que viven dentro de los Principios de la Tora. Estos Gentiles Temerosos del Eterno que visitan las Sinagogas para el estudio y forman parte de las comunidades Judías no son ignorantes, conocen las Convocaciones mencionadas en la Tora, no les hace falta que para explicarles alguien se refieran a ellas como “Las Fiestas de Los Judíos” .

Entonces: ¿Por que el autor usa el término “Fiesta DE LOS Judíos”?

Quizás lo que muchos lectores no han notado es que las fiestas que el autor llama “de los Judíos” son las 3 Fiestas de peregrinaje a Jerusalén, en Judea. Es decir, Pesaj, Shavuot y Sukot. Sin embargo cuando el autor habla de Januka NO dice LA FIESTA DE LOS Judíos, sino que dice el texto: En esos días se celebraba en Jerusalén la fiesta de Januka” (10.22)

O sea que aunque se estaba celebrando en Jerusalén, en Judea, el autor no la describe como “de los Judíos” como lo hizo con son las 3 Fiestas de peregrinaje a Judea.

?Que significa esto? ¿Como podemos entender la frase “Fiesta DE LOS Judíos”?

1- Es muy probable que para la época del siglo I, donde Jerusalén y el Templo se encontraban en el territorio llamado JUDEA, dichas 3 fiestas era identificadas como “la Fiesta de los de Judea”.

2- También es muy probable que la frase “Fiesta DE LOS Judíos” se deba simplemente a que el autor siendo Judío, se refiera a sus fiestas como “las fiestas de los Judíos”, algo que inclusive hoy es muy común oír dentro de nosotros mismos. El hecho de que un Judío use frases como “ las fiestas de Judíos” o “las fiestas Judías” no implica que no sean Judío.

Notemos este ejemplo en el libro de Ester 9.19, dice:

“los judíos… que habitan en las ciudades abiertas, proclaman el día catorce del mes de Adar día festivo”, implicando así el texto en otras palabras que Purim es una Fiesta de los Judíos, y obviamente el libro de Ester es un libro escrito por un Judío para los Judíos, en ningún momento las frases “día festivo“ “de los Judíos“ implica que el autor no fuese Judío.

¿Cuál sería la diferencia entre las frases “la fiesta de los Israelitas” y “la fiesta de los Judíos”? La diferencia sería el término “Judíos” y los prejuicios que existen detrás de él, cuando en un contexto religioso alguien escucha el término “Israelitas”, la gente piensa en la salida de Egipto o en la conquista de la tierra de Canaán, pero cuando escucha “Judíos” piensa en las Cruzadas, la Inquisición, o en el Holocausto, es muy difícil que un religioso piense en los Judíos del reino de Judá, o los Judíos de los días de Esdras, o del siglo I y los conecte con los mismos Judíos en las Cruzadas o el Holocausto.

A caso en la Tora no dice repetidas veces: “Moshe hablo a los Israelitas…”, y también dicen en Juces (8.22) “Y los israelitas dijeron a Gedeon…”. Seguro que nadie se le ocurriría pensar que Moshe o Gedeon no eran israelitas, aunque el texto diga que ellos hablaron con los Israelitas. O cuando la Tora nos narra como los israelitas murmuraron contra Moshe, como los Israelitas pecaron repetidas veces en el desierto, a nadie se le ocurriría acusar a Moshe de antiisraelita o antisemita, de hecho en todo el Tanaj, los profetas dicen palabras Fuertes contra Israel, contra los Judíos del Reino de Juda, como también contra los Israelitas del Reino de Israel, obviamente a nadie se le ocurriría pensar que el Tanaj es antisemita, sería absurdo.

Conclusión

¿Qué podemos concluir de todo esto?

Primeramente, que el término ‘Judío’ en los Escritos de los Primeros Discípulos es un equivalente a Israelita o ‘de Judea’ (en contrastes a Galileo), y el autor lo usa en un contexto étnico no religioso.

En Segundo lugar, aprendemos que la teoría que plantea que en los Escritos de los Discípulos existe Antijudaísmo o antisemitismo es totalmente Falsa, solo es el producto de prejuicios religiosos, de 2000 años de conflictos entre dos religiones que los autores de estos documentos no conocieron.

En tercer lugar, aprendemos que existen textos en el Tanaj donde se usa el término “los Judíos” en la 3ra persona del plural, y esto no significa que los autores no fuesen Judíos, sino que lo que significa es que estamos ante una narración de sucesos históricos, sin importar si el autor sea judío o no.

En cuarto lugar, aprendemos que toda esta percepción negativa se debe a un subconsciente lleno de prejuicios que tenemos. Debido a que la institución Católica que tanto daño nos ha hecho también estudiaron estos documentos nosotros solemos identificar a los autores como Católicos o Cristianos, pero esa NO es la realidad.

La realidad es que todos los autores de estos escritos fueron Judíos observantes que describieron a Iehoshua no solo como Judío, sino como el Judío mas ejemplar de todos, el cual declaro que la Liberación viene de los Judíos, NO que vendrá, o que vino, sino que VIENE en tiempo presente constante, de manera que cuando leamos estos documentos no tengamos en nuestra mente como los demás perciben el término Judío, sino tengamos en nuestra mente lo que nosotros decimos del término Judío, lo que Iehoshua dijo de los Judíos. De nosotros viene la Liberación.

Pero aceptemos juntamente, que también somos nosotros -llamémonos Hebreos, Israelitas, o Judíos- somos los que desobedecimos a Moshe en el desierto y matamos a los profetas, ¿A caso no fuimos nosotros los que cometimos esos errores? Claro que sí fuimos nosotros, y esa es parte de nuestra historia, de manera que cuando en algún libro NUESTRO, escrito por uno de los NUESTROS nos digan estas verdades no lo tachemos de antijudío o antisemita.

Analicemos y estudiemos estos textos en su contexto verdadero y no en un contexto religioso que no tienen.